Inicio Pedagogía Mejorar la educación: Trabajo coordinado entre docentes y padres

Mejorar la educación: Trabajo coordinado entre docentes y padres

Mejorar la educación: Trabajo coordinado entre docentes y padres
0

Si queremos mejorar la educación en el Perú es necesario que estudiantes, docentes y padres de familia trabajen de forma conjunta, en el que cada uno cumpla el rol que le corresponde.

En la institución educativa, el docente utiliza  estrategias  de enseñanza para estimular  el aprendizaje permanente de los estudiantes. El uso de la  tecnología,  trabajo en equipo,  solución de problemas,  práctica de valores en la diversidad cultural, desarrollo de habilidades, hábitos, actitudes y destrezas le  permiten al estudiante enfrentarse a los desafíos que la sociedad exige.

El papel de los padres de familia

Por su parte, los padres de familia juegan un papel muy importante  en el rendimiento académico de sus hijos. En la familia se transmiten los ideales, hábitos, formas de conducta y valores  que con el tiempo serán modificados y/o afianzados. La familia comprometida con la educación de sus hijos refuerza las actividades desarrolladas en la institución educativa, como el cumplimiento de las tareas escolares, el apoyo alimentario y brindando  un ambiente agradable,  para que sus hijos logren aprendizajes significativos; lo que traerá consigo la  mejora de  la calidad educativa en el colegio.

El especialista en educación, León Tratemberg,  dijo en RPP,  que  es importante “el trabajo coordinado entre director, docentes y padres de familia para tener mejores estudiantes”.   El padre o madre de familia debe interactuar  con sus hijos en la institución educativa, él debe saber cómo es el salón,  el mobiliario y la  enseñanza que recibe. Cuando el padre de familia ingresa al salón y observa los trabajos de su hijo siente orgullo, satisfacción  e impulsa la mejora de la calidad educativa.

Hay padres que siempre se preocupan al final del año

Lamentablemente  existen padres  que tienen otras características:

  1. Padres que  envían a sus hijos a la institución educativa y no se preocupan  durante el año escolar,  no asisten al llamado del docente, ni a las reuniones de los Comités de Aula. Ellos  desconocen los éxitos o  problemas que tienen sus hijos: cómo su comportamiento,   rendimiento académico, si faltan o asisten a la Institución Educativa y ni siquiera recogen las libretas porque de eso se encargan los familiares.
  2. También, existen padres que solo muestran su preocupación en diciembre porque saben que sus hijos no han tenido un buen rendimiento académico y desean “una oportunidad para no repetir de año”; y, cuando el hijo repite de año dicen “el (la) docente (a) lo desaprobó porque no entregó un trabajo”.
  3. Mientras que otros padres van al colegio casi todos los meses preguntando  por el  rendimiento académico de su hijo (a) y cuando el docente le indica que no cumple con las tareas, no atiende las clases, fomenta desorden; responde: “pero en mi casa se porta bien, además él o ella no tiene nada que hacer en casa, tiene el desayuno listo, yo le lavo la ropa, incluso le compré un computadora, le puse internet y  veo  que todos los días hace la tarea en la computadora”. En tal sentido, no controlan a sus hijos.

Si los padres de familia y docentes trabajaran de forma conjunta por la educación en el Perú cambiaría, y, no estaríamos últimos en la Prueba PISA.